William Hanna  es sin lugar a dudas uno de los grandes en la historia de los dibujos animados, nacido en Melrose, Nuevo México, el 14 de julio de 1910, por lo que hoy lo recordamos a 109 años de su natalicio

 Hanna fue un enorme dibujante, director, animador y productor de cine y televisión estadounidense que supo cual sería su futuro cuando se mudó con su familia a California a los 9 años de edad, y 3 años después, se incorporó al movimiento escultista. Tocó el saxofón en la escuela secundaria y su pasión por la música se vería reflejada años más tarde al escribir temas musicales para sus dibujos animados como en caso de Los Picapiedra.

Mantuvo su desarrollo como escultista, actividad que realizó toda su vida al grado de que la organización Boy Scouts de América lo reconoció en 1985 con el premio al «Escultista distinguido».​

 Estudió periodismo e ingeniería estructural en la universidad Cómpton y abandonó sus estudios en años de la Gran Depresión. ​ Tras realizar varios trabajos durante la crisis económica, se integró al estudio de animación Hárman en 1930.​

 Su participación en dibujos animados como Captain and the Kids le dio mayor experiencia y notabilidad en la industria, y fue entonces cuando en 1937, mientras trabajaba en Metro-Goldwyn-Meyer, conoció a Joseph Barbera, iniciando un trabajo conjunto del cual resultaron producciones como Tom y Jerry.

 En 1957 fundaron Hanna-Barbera,​ que se convertiría en el estudio de animación televisiva más exitoso en esa época, generando producciones que son ya clásicos de los dibujos animados como Los Picapiedra, Huckleberry Hound, Los Supersónicos, Scooby-Doo, Los Pitufos,, Pepepótamo y Show del Oso Yogi.

 A finales de los años 60, Hanna-Barbera era el estudio de animación televisiva más exitoso en la industria, y produjo más de 3 mil capítulos animados de media hora de duración en  138 series televisivas.

No hay forma de olvidar otras grandes producciones de Hanna-Barbera como  La Hormiga Atómica, Canuto y Canito, Johnny Quest, Josie and the Pussycats, Maguila Gorila, Pixie y Dixie, Tiro Loco McGraw, el Inspector Ardilla y Don Gato, este úlyimo basado en el personaje Sargento Bilko.

 En 1967 Taft Broadcasting adquirió Hanna-Barbera por 12 millones de dólares aunque sus creadores siguieron al frente de la compañía hasta 1991 cuando Turner System compró la empresa, que se fusionó en 1996 con Time Warner, propietaria de Warner Bros.; Hanna y Barbera continuaron como asesores.​

Este prolífico dúo ganó 7 premios Óscar y 8 Emmy, y sus dibujos animados se convirtieron en íconos culturales​. Los programas creados por Hanna-Barbera fueron vistos por más de 300 millones de personas en la década de 1960, y traducidos a más de 20 idiomas distintos.​

 En marzo de 2005, la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión y Warner Bros. Animation les dedicaron una escultura de pared en el salón de la fama de la Academia de la Televisión, en North Hollywood.

 William Hanna murió el 22 de marzo de 2001 en Los Angeles a los 91 años de edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here