Una voz inigualable lo es la de Luciano Pavarotti a quien recordamos este 12 de octubre con motivo del aniversario número 84 de su natalicio en la ciudad italiana de Módena: uno de los tenores más famosos de la historia. nació en el año de 1935.

Pavarotti fue hijo de un panadero y tenor aficionado, quien lo apoyó para que estudiara el canto lírico. De una familia con pocos recursos económicos, la Segunda Guerra Mundial obligó a la familia a salir de la ciudad en 1943 y alquilar una habitación a un granjero donde Luciano desarrolló interés por la agricultura.

Sus primeras influencias musicales surgieron de las grabaciones de tenores como Gigli, Martinelli y Caruso, aunque su ídolo fue Giuseppe Di Stefano, además de Mario Lanza. A los 9 años, Luciano, comenzó a cantar en el coro de una iglesia local y se graduó de la Scuola Magistrale. Pavarotti debutó como Rodolfo en La bohème en 1961, e hizo su primera aparición internacional con La traviata en Belgrado, Yugoslavia. Se presentó en Estados Unidos con la Gran Ópera de Florida en 1965, cantando en el auditorio del Condado de Miami, y los años siguientes transcurrieron en medio de una frenética serie de giras apareciendo en los escenarios más prestigiosos del mundo de la ópera.

Se hizo más famoso en 1990 cuando su interpretación del aria Nessun dorma  de Puccini, fue interpretada como tema principal de la cobertura de la Copa Mundial de la FIFA de 1990, seguido por el primer concierto de Los Tres Tenores, la víspera de la Final de la Copa con Plácido Domingo y José Carreras, convirtiéndose en el disco clásico más vendido de todos los tiempos.

A lo largo de la década de 1990, Pavarotti apareció en conciertos al aire libre muy concurridos, incluido el del Hyde Park de Londres con una asistencia récord de 150 mil personas. En su acercamiento a la música popular, Pavarotti grabó duetos con Ramazzotti, Sting, Bocelli, Celine Dion, Liza Minnelli, Elton John, Tracy Chapman, Frank Sinatra, Michael Jackson, Barry White, Caetano Veloso Mercedes Sosa y el grupo irlandés U2.

En mayo de 2004, en vísperas de su cumpleaños 70, el tenor anunció La gira del adiós compuesto por 40 conciertos en todo el mundo para despedirse de su público después de más de 4 décadas en el escenario y su última actuación a gran escala fue al final de una gira por Australasia en Taiwán en diciembre de 2005.

La gira fue suspendida debido a una intervención en la espalda a principios de 2006, y cuando se preparaba para partir de Nueva York a reanudar su gira de despedida, se le descubrió un tumor maligno en el páncreas, el cual lo llevó a la tumba el 6 de septiembre de 2007, siendo objeto de una magna ceremonia fúnebre en su ciudad natal con la presencia del primer ministro italiano Romano Prodi, el ministro de Cultura Francesco Rutelli, el director de cine italiano Franco Zeffirelli y el ex secretario general de las Naciones Unidas Kofi Annan.

Fue sepultado en el cementerio Montale Rangone cerca de su villa, en las afueras de la ciudad, donde están enterrados sus padres y su hijo Ricardo.

El 24 de febrero de 1968, en el Palacio de la Ópera de Berlín, Pavarotti logró el que fue durante mucho tiempo el aplauso más largo de la historia. Interpretando la obra El elixir de amor, el público lo otorgó un aplauso de 67 minutos, a largo de la cual el cantante salió 165 veces a escena, para agradecer el reconocimiento, aplauso superado por Plácido Domingo en 1991.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here