La pensión alimenticia para los adultos mayores

2

Cuando hablamos del tema de pensión alimenticia generalmente viene a nuestra mente que hay menores de edad que necesitan recursos para su supervivencia, o una esposa que se ha dedicado al hogar, y que se está divorciando, y requiere que se pague una cantidad de dinero para costear los gastos de ella y de sus hijos.

Sin embargo, aunque la mayoría de las veces ese es el tema principal de las pensiones alimenticias, hoy nos habremos de referir a otro tipo de acreedores alimentarios que son: las personas adultas mayores, a quienes también se les ha llamado personas de la tercera edad, de la senectud, etcétera.

Nos referimos a personas mayores de 60 años que no tienen ingresos, o que sus ingresos son tan limitados que nos les alcanza para su sustento. Y es que hay que recordar que la pensión alimenticia no sólo comprende el pago de la comida, sino también el vestido, calzado, la habitación y la asistencia en caso de enfermedad, y las atenciones a las necesidades psíquica, afectiva y de sano esparcimiento, incluso las diversiones.

Una gran mayoría de las personas adultas mayores por orgullo deciden no demandar a sus hijos el pago de la pensión alimenticia, pero es necesario recordarles que la ley señala varias premisas al referirse a la obligación del pago de pensiones alimenticias por ejemplo:

  • La obligación de dar alimentos es recíproca. El que los da tiene a su vez derecho de pedirlos.
  • Los hijos están obligados a dar alimentos a los padres. A falta o por imposibilidad de los hijos, lo están los descendientes más próximos. A falta o por imposibilidad de los ascendientes o descendientes, la obligación recae en los hermanos y medios hermanos, incluso hasta los tíos y primos .
  • El hijo adoptado tiene la obligación de dar alimentos a sus padres adoptivos.
  • Los alimentos comprenden, por lo que hace a los adultos mayores que carezcan de capacidad económica, además de todo lo necesario para su atención geriátrica, se procurará que los alimentos se les proporcionen, integrándolos a la familia.
  • El obligado a proporcionar alimentos cumple su obligación, asignando una pensión al acreedor alimentista o integrándolo a la familia. En caso de conflicto para la integración, corresponde al Juez de lo Familiar fijar la manera de ministrar los alimentos, según las circunstancias.
  • Los alimentos han de ser proporcionados a las posibilidades del que debe darlos y a las necesidades de quien deba recibirlos.
  • Los alimentos tendrán un incremento automático mínimo equivalente al aumento porcentual anual correspondiente al Índice Nacional de Precios al Consumidor publicado por el Banco de México.

Generalmente se fija por parte de los Jueces de lo Familiar un porcentaje de entre un 15% y un 20% de los ingresos del deudor alimentario para cubrir la pensión y se pueden enviar oficios al lugar de trabajo del hijo desobligado que no le brinde pensión voluntariamente a sus padres.

Si fueren varios hijos los que deben dar pensión alimenticia y todos tuvieren posibilidad para hacerlo, el juez repartirá el importe entre ellos, en proporción a sus haberes. Si sólo algunos tuvieren posibilidad, entre ellos se repartirá el importe de los alimentos; y si uno sólo la tuviere, él cumplirá únicamente la obligación de dar pensión alimenticia a sus padres.

Así, los hijos están obligados a dar alimentos a los padres, cuando los padres se encuentran en estado de necesidad o en una edad en la que no pueden sostenerse por sí mismos. Es justo ser recíprocos con nuestros padres que cuando fuimos pequeños nos mantuvieron y nos brindaron su apoyo y cariño, paguemos con la misma moneda, que de otra forma… con la vara que mides serás medido.

Juan Carlos Cárdenas Domínguez

E mail: juridicoexpress@hotmail.com

Tel. 46155816

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*