El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no permitirá que las empresas que participen en la construcción del Tren Maya queden mal en la obra y no cumplan con sus compromisos con el gobierno.

El mandatario federal dijo que vigilará a las firmas que prestan sus servicios al gobierno para la edificación de los grandes proyectos de infraestructura de su administración.

Incluso, advirtió que de no cumplir con sus obligaciones en tiempo y forma, él se encargará de exhibirlas en su conferencia matutina diaria desde Palacio Nacional.

“Las que queden mal vamos a buscar la manera de que queden fuera y entren otras. No podemos nosotros estar contemplando, estar aceptando empresas irresponsables. Tenemos que trabajar.

Durante el acto Acciones para el Bienestar de Campeche Programas Integrales para el Bienestar y Tren Maya, López Obrador detalló que este año se licitarán contratos para que diversas firmas participen en la construcción de cinco tramos del proyecto del Tren Maya.

Empeñó su palabra de que el medio de transporte de la región sureste entrará en operaciones de Escárcega hasta Cancún en 2023,

Rogelio Jiménez Pons, titular del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), dijo por su parte que el Tren Maya iniciará operaciones en esta entidad en 2023.

El funncionario federal destacó que la entrada en operación de uno de los proyectos de infraestructura más importantes del sexenio de López Obrador no sería posible sin el respaldo de los habitantes de este estado.

Señaló que es misión del gobierno federal traer a la región sureste del país el desarrollo igualitario para esta parte de México que por décadas, en las administraciones neoliberales, estuvo en el olvido.

Jiménez Pons expuso que el año pasado, junto con el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), se realizaron consultas a los pueblos originarios para dar inicio a la edificación del tren.

Al respecto el director del Fonatur aseveró que de las cinco regiones del estado que fueron consultadas sobre el tren, el respaldo fue unánime a la edificación del proyecto.

“El compromiso es que en 2023 estará el Tren Maya en operación y no me imagino llegar a esa fecha sin la ayuda de los campechanos”, dijo en un evento encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“La prioridad de este gobierno será la gente, para los habitantes de Campeche se les dará oportunidad de movilidad”, expresó el funcionario del gobierno federal.

Agregó que el proyecto de Tren Maya será una obra fundamental para promover el bienestar, la conservación del ambiente y un motor para el desarrollo de todos los sectores sociales, sin discriminar a nadie. (Notimex)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here