El canciller Marcelo Ebrard realizó un recorrido en Bavispe, Sonora, en la zona donde fueron asesinados 9 miembros integrantes de la familia LeBarón a manos de un grupo armado y reiteró que no habrá impunidad.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores estuvo acompañado por José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina; Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez, titular de la Coordinación de Métodos de Investigación de la Fiscalía General de la República, y Homero Mendoza Ruiz, jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional.

Asimismo, y en medio del repudio general por este artero ataque en el que los sicarios asesinaron a 6 menores de edad, algunos de meses, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, aseguró que 18 policías federales brindan seguridad en el municipio Galeana, en Chihuahua, donde vive la familia LeBarón.

Entrevistado en el Senado al término de su comparecencia, el funcionario federal expresó que “ha habido protección en algún momento para la familia. Hoy la información que tengo reportada por parte de la Policía Federal, en transición, es que hay 18 elementos en Galeana que se encargan de dar seguridad a la comunidad, incluida la familia LeBarón, que es una familia amplia”.

Durazo respondió así a las versiones de que se había retirado la seguridad a la familia LeBarón, luego de que Benjamín y su cuñado fueron asesinados por un grupo armado en julio de 2009, tras encabezar manifestaciones por el secuestro de su hermano.

La familia LeBarón, mormones y originarios de Utah, Estados Unidos, se establecieron en el municipio Galeana y otras zonas aledañas de Chihuahua y desde hace más de una década han sido acosados por grupos del crimen organizado.

En Estados Unidos los cuestionamientos a la seguridad en México son lapidarios, y el senador republicano Ben Sasse,  miembro del Comité Selecto de Inteligencia de la Cámara alta, aseguró  que México está “peligrosamente cerca de ser un Estado fallido”.,

El legislador por Nebraska expresó que “los carteles de la droga emboscaron a una familia inocente en su camino a una boda y masacraron a 9 estadounidenses, incluidos bebés. La dura verdad es que México está peligrosamente cerca de ser un estado fallido. Esto es lo que sucede cuando los políticos de México miran para otro lado y dejan que los carteles de la droga sobornen su camino al poder”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here