La actividad física no siempre tiene un impacto positivo en la salud, de acuerdo con un estudio de un grupo de médicos de Estados Unidos y Canadá, publicado en la revista Science Translational Medicine.

De acuerdo con los científicos, las fluctuaciones en la actividad podrían provocar debilidad, discapacidad, así como muerte prematura entre las personas mayores.

En el estudio, los científicos reunieron información de actividad física diariamente usando un monitor de actividad que los participantes llevaban en la muñeca.

Al realizar el seguimiento  de 1.275 personas mayores por espacio de 13 años, los investigadores descubrieron que las personas con alteraciones en la actividad están en el grupo de riesgo con un aumento de la posibilidad de padecer debilidad del 31%, discapacidad entre el 15-25% y un  mayor peligro de muerte prematura de hasta 26%.

Asimismo, los investigadores explican que los resultados no dependían de la edad, el sexo, la educación, las condiciones crónicas de salud, los síntomas depresivos, la cognición, la función motora y la actividad diaria total.

Para los médicos, las oscilaciones de la actividad física pueden contener información única para poder hacer un pronóstico sobre el bienestar y la salud de la población de edad avanzada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here