Según el presidente francés, Emmanuel Macron, estamos ante “una guerra mundial”, en tanto que Rusia y China buscan “influir en la vacuna” contra el coronavirus.

Para el mandatario galo, “nos enfrentamos a una guerra mundial de nuevo tipo ante los ataques, ante las veleidades rusas y chinas de influir en la vacuna. Frente a eso, debemos ser soberanos”

Durante una rueda de prensa celebrada tras la primera jornada de la cumbre virtual de la Unión Europea, Macron apuntó que en ese escenario, “Nos hemos puesto en posición para producirla”.

Rusia ya respondió: el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, dijo este viernes que el Kremlin rechazaba las acusaciones de Macron.

“Estamos en absoluto desacuerdo con que Rusia o China estén librando guerra alguna o estén usando la problemática de las vacunas como un instrumento de influencia”, señala el vocero.

Al mismo tiempo, los desarrolladores de la vacuna rusa Sputnik V también respondieron al mandatario a través de la cuenta oficial del fármaco en Twitter.

“Estimado Emmanuel Macron, hacer vacunas apolíticas es nuestra mejor esperanza para la paz mundial, no la guerra. ¡Apreciamos que enviara un equipo de científicos franceses bajo el liderazgo de Marie-Paule Kieny y nuestra asociación con Francia, que nos ayudó mucho y contribuyó a nuestra lucha conjunta contra el covid!”, dice el mensaje.

En ese contexto, recordaron que Rusia ofreció a Francia unirse a los países que ya han acordado producir la Spunik V en sus territorios, y aseguran que “la producción de diferentes vacunas es el verdadero camino para la independencia de vacunas. ¡Juntos somos más fuertes!”.

Por su parte, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, rechazó las acusaciones de Macron al tiempo que condenó “el nacionalismo de vacunas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here