La administración de la vacuna rusa Sputnik Light reduce a la mitad el riesgo de infección por el coronavirus, aseguró Alexandr Guintsburg, director del Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, que desarrolló el fármaco contra COVID-19 .

La utilización de Sputnik Light “que es el primer componente de la vacuna Sputnik V”, permite “reducir el riesgo de contagiarse con la infección en un 50%, o incluso en un 60%”, dijo Guintsburg a la cadena rusa Rossiya 1.

Sputnik Light fue elaborada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya y representa una versión monodosis de la vacuna basada en el adenovirus humano Sputnik V, que requiere la administración de 2 dosis con un intervalo de 21 días para la inmunización completa de un ser humano.

A fines de marzo, el ministro de Sanidad ruso informó que los ensayos clínicos de Sputnik Light finalizaron con éxito, y que recibió los documentos necesarios para registrar la vacuna.

Kiril Dmítriev, director general del Fondo Ruso de Inversión Directa que comercializa los medicamentos de Gamaleya, destacó antes que la vacuna Sputnik Light está orientada fundamentalmente al mercado extranjero y a los países con focos severos de la epidemia de COVID-19.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here