Un nuevo estudio científico asegura que cuánto mayores sean nuestras ganancias, más felices nos sentiremos, algo que muchos no creían hace unos años

El estudio involucró a más de 40 mil adultos estadounidenses mayores de 30 años en el periodo de 1972 a 2016, y los investigadores estiman que el vínculo entre el dinero y la felicidad ha cambiado con los años.

La autora principal del estudio, profesora de psicología de la Universidad de San Diego en EEUU, Jean Twenge, explica en un artículo para The Conversation, que .
“hoy en día, el dinero y la felicidad están más fuertemente relacionados que en el pasado. Parece que el dinero compra más felicidad que antes”.

La diferencia en la felicidad por nivel de ingresos ha crecieeo de manera constante desde los años 70 hasta los 2010 y los países pequeños se adelantan a los gigantes económicos en prosperidad de vida

Además, a diferencia de estudios que establecían un umbral de 75 mil dólares, después del cual ganancias mayores ya no influían en la felicidad, ahora el límite parece haber desaparecido.

Ahora los adultos que ganan 160 mil dólares anuales son más felices que los que ganan entre 115 mil y 160 mil dólares.

Twenge constata que en una sociedad con más desigualdad de ingresos, el abismo entre los “que tienen” y los “que no tienen” es más marcado, lo cual se debe en parte a que el costo de muchas necesidades clave, como la vivienda, la educación y la atención médica, han superado la inflación

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here