Luego de ataque ocurrido en  una iglesia en la ciudad francesa de Niza, dónde un sujeto mató a  3 personas en la Basílica de Notre Dame al grito de “Allahu Akbar” (Alá es grande), el gobierno de Turquía condenó el hecho, luego del lenguaje beligerante usado por si presidente contra el gobierno francés.

De acuerdo con el régimen turco, condena “enérgicamente” el ataque y asegura que “ninguna razón puede justificar el asesinato de una persona o justificar la violencia”.

El gobierno de Taiyip Erdogan subrayó su rechazo al terrorismo y dijo que  “como país que lucha contra diferentes tipos de terrorismo y pierde a sus ciudadanos debido al terrorismo, hacemos hincapié en que somos solidarios con el pueblo francés, especialmente con los residentes de Niza, contra el terrorismo y la violencia”.

El ataque de produjo en momentos en los que son más que tensas las relaciones entre Francia y Turquía, luego de que la publicación de caricaturas de Mahoma ocasionará la decapitación del profesor francés Samuel Paty, quien las exhibió en una de sus clases.

El gobierno francés condenó el ataque y reivindicó la libertad de expresión para la publicación de las caricaturas, hecho que para el mundo musulmán constituye una blasfemia.

En el homenaje nacional al docente, Macron dijo hace una semana  que Francia “no renunciará a las caricaturas” y proseguirá “el combate por la libertad” que Samuel Paty representaba.

Apenas el miércoles, la tensión subió de nivel debido a qué la revista satírica ‘Charlie Hebdo’, que publicó en portada una caricatura del presidente turco Erdogan, había llamado a los musulmanes s boicotear los productos franceses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here