Geoffrey Berman un fiscal de Nueva York que investigó a aliados del presidente Donald Trump afirmó que no ha renunciado ni tiene intenciones de hacerlo, luego de que el departamento de Justicia anunciará en un comunicado su salida. 

Berman, quien supervisó el proceso contra el exabogado de Trump Michael Cohen e investigó los esfuerzos del exalcalde y hoy asesor presidencial Rudy Giuliani por desacreditar a opositores políticos de Trump, desde que fue designado para dirigir la poderosa fiscalía del fiscal del distrito sur de Nueva York en 2018. 

Asimismo, investigó a 2 asociados de Giuliani acusados de ilegalidades de financiamiento de campaña y ayudar a ensuciar al rival de Trump, el demócrata Joe Biden, en el escándalo de Ucrania que llevó al presidente casi al impeachment.

El fiscal general William Barr anunció la renuncia de Berman el viernes por la noche y dijo que Trump nominaría al jefe de la Comisión de Valores, Jay Clayton, un abogado corporativo como su reemplazante.

En el texto, Barr agradecía a Berman, su salida “después de 2 años y medio de servicio como fiscal de Estados Unidos para el distrito sur de Nueva York”.

Pero el fiscal de Nueva York, Berman, republicano y donante de la campaña presidencial de Trump, dijo que supo de su presunta salida en el comunicado de Barr.

“No he renunciado y no tengo intención de renunciar”, dijo Berman en un comunicado publicado en la cuenta Twitter de la Fiscalía, y agregó que “renunciaré cuando el Senado confirme a un candidato designado por el presidente. Hasta entonces, nuestras investigaciones avanzarán sin interrupción”.

Berman también investiga los delitos cometidos por el fallecido financista y presunto pederasta Jeffrey Epstein, que era amigo de Trump, y sus asociados.

Jerry Nadler, jefe demócrata del comité judicial de la Cámara de Representantes, acusó a Barr de interferir repetidamente “en investigaciones penales en nombre de Trump”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here