La purga de los partidos. Por Jorge Díaz

1

Los partidos políticos recibirán más de 7 mil millones de pesos para las elecciones presidenciales de 2018 y con ello “seguir luchando por el bien social y de los mexicanos”.

Sin embargo, los reacomodos en varios institutos políticos son evidentes, previo al jaloneo de las candidaturas, el dinero de las campañas, la ambición de poder, así como beneficios económicos y políticos de aquellos que por ahora suspiran por una nominación a la Presidencia de la República.

El Partido Acción Nacional que desde su fundación fue la oposición por excelencia del PRI, en la época en la que Plutarco Elías Calles era el poder tras el poder hasta la llegada de Lázaro Cárdenas, es un partido que aunque estaba y sigue estando conformado por personajes con una posición económica nada despreciable, buscaba lo que Francisco I. Madero pedía, SUFRAGIO EFECTIVO NO REELECCIÓN, un héroe que los priistas se apropiaron más adelante.

En la actualidad Margarita Zavala, Ricardo Anaya y Rafael Moreno Valle iniciaron la rebatinga por la candidatura por excelencia, incluso con la amenaza de Zavala de buscar una nominación independiente bajo el argumento de que es hora de que la mujer acceda a la Presidencia de la República. Un argumento válido que pierde fuerza por el momento político que vive el país.

Moreno Valle pone como bandera sus “avances en favor de los poblanos”, aunque no es lo mismo gobernar un estado que un país, en tanto que Ricardo Anaya, que no olvidemos tuvo un paso fugaz por el PRI, hace todo lo posible para que sus contendientes no lleguen al final de la competencia con arreglos entre la bancada panista en San Lázaro desde su posición de presidente del partido azul.

Aquí el reacomodo gira hacia la movilidad que puedan tener los diversos grupos, no tribus como en el PRD o MORENA. Sin embargo, no debemos perder de vista las cantidades millonarias que se invierten en tener presencia, en especial de Moreno Valle que aparece en anuncios en todas las estaciones de la línea 1 del metrobús, espectaculares en Polanco y zonas adineradas. Eso cuesta, significa dinero gastado o invertido en propaganda y la pregunta que surge entre los ciudadanos de a pie es: ¿De dónde proviene ese dinero?

A pesar de la mala gestión de la presente administración, el PRI busca incluso personajes externos para definir a su abanderado en los comicios del año entrante.

Se organizó una pasarela similar a la de 1988 con los 6 notables, a pesar de que se sabía que Carlos Salinas de Gortari era el señalado por el dedo sagrado del señor presidente de la República.

La reciente reunión plenaria organizada por la dirigencia del Revolucionario Institucional, congregó a varios secretarios de estado para que dieran su opinión sobre el rumbo que debe seguir el partido, Osorio, Meade, Videgaray y hasta De la Madrid, estuvieron presentes en esa convención que no dejó inconcluso el tema de los chapulines que brincan de cámara en cámara, o de secretarías de estado a otros puestos de los que no conocen nada, pero juran que van a aprender.

Aquí la situación es más complicada porque si bien el partido no está en la mejor posición a la vista del ciudadano, tendrá que ser un candidato a modo para darle continuidad a lo realizado por el Presidente en turno.

En el PRD, las tribus se están reacomodando con una notable debilidad de “los chuchos” que por años controlaron las acciones del partido, incluso con la candidatura de Andrés Manuel López Obrador en el 2012. Muchos han desertado de las filas perredistas y se han sumado al partido de López Obrador con la esperanza de que si su líder gana en julio del próximo año, habrá algo para ellos.

Y eso da pie a lo que sucede en MORENA, que arrastra las viejas prácticas del PRI como el dedazo, la imposición, la búsqueda del poder, con dobles discursos que hablan de una mafia del poder, cuando muchos de sus integrantes provienen de ahí.

El caso más visible es el de Ricardo Monreal, que después de una “encuesta” no tómbola como quería el tabasqueño, perdió la posibilidad de la candidatura al gobierno de la Ciudad de México, bastión de MORENA muy focalizado, porque a nivel nacional, a ese partido todavía le hace falta presencia, y mucha.

En MORENA, el reacomodo tendrá sin duda rompimientos, y el primero en emigrar será Monreal, muy a su estilo porque salió del PRI y se fue al PRD donde fue gobernador de Zacatecas, pasando luego por otras asociaciones políticas hasta llegar al partido de López Obrador, quien  ahora le cortó sus aspiraciones.

¿Hay más ejemplo de chapulín de la política que el de Ricardo Monreal?. diputado federal del PRI, perredista converso e integrante de Movimiento Ciudadano, partido satélite como el Verde, el PT, Nueva Alianza y otros que se convierten en partidos para recibir dinero de los contribuyentes.

Como se puede observar, el pobre, débil, inútil y decrépito sistema político mexicano pasa por uno de sus peores momentos  y la opción pueden ser independientes como Pedro Kumamoto, diputado de Zapopan quien propuso y logró retirar el fuero a los legisladores de aquella entidad, amén de  su iniciativa “sin voto no hay dinero”, que fue como si le metieran las manos a los partidos políticos en una olla con agua hirviendo.

Imagino que si estas medidas se llevaran hasta el nivel federal, ese sistema político corrupto e impune tendría un coto para las fechorías que hacen los que dicen gobernar.

Pero como siempre tú tienes la última opinión.

 

@jorgeplus60

Acerca del autor

Jorge Diaz

30 años de trayectoria en el Periodismo. Fue Productor, Reportero y Jefe de Redacción en Radio Red e Infored, además Jefe de Información en Tv. Azteca (radio) y Proyecto 40. Colaboró en “La otra opinión” del periodista Ricardo Alemán.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*