Estados Unidos amaneció el 4 de noviembre sin ganador de la elección presidencial y el conteo de votos en algunos estados mantiene la tensión en el país de las barras y las estrellas.

Por lo pronto, el presidente Donald Trump, advirtió durante esta madrugada que iría a la Corte Suprema, y dejó en el aire flotando la duda al afirmar que le quieren robar la elección.

“Iremos a la Corte Suprema, queremos que pare la votación”, facultad que corresponde a los estados donde se mantiene el conteo de sufragios.

Por su parte, la directora de campaña de Biden, Jen O’Malley Dillon, dijo en un comunicado que “si el presidente cumple su amenaza de ir a la corte para tratar de evitar la computación correcta de los votos, tenemos equipos legales listos para desplegarse para resistir a ese esfuerzo”.

No hay forma de apelar directamente al Supremo con una acusación de fraude y existe una apelación republicana pendiente en la Corte sobre si Pensilvania puede computar votos que lleguen por correo entre el miércoles y el viernes, ampliación ordenada por el máximo tribunal del estado pese a las objeciones de los republicanos. 

El Supremo ya rechazó antes de las elecciones descartar esas boletas, pero podrían reconsiderar el asunto y son de mayoría conservadora. La Corte Suprema también rechazó bloquear una extensión para recibir y contabilizar votos a distancia en Carolina del Norte más allá de los tres días marcados por la ley estatal.

La distancia entre Trump y Biden es mínima y un puñado de votos podría definir la elección. Las declaraciones triunfalistas de presidente en la madrugada han sido objeto de críticas enmedio de un ambiente tenso en un país dividido por el encono.

El resultado de las elecciones presidenciales depende de 5 estados del país que necesitarán más horas o días para sus conteos debido en parte al aumento del volumen de voto por correo a raíz de la pandemia de coronavirus.

Se trata de Wisconsin, Michigan, Pensilvania, Georgia y Nevada. Hasta esta mañana, Biden iba al frente de los conteos por 238 votos electorales contra 213 de Trump.

La batalla bipartidista también es muy cerrada en las 2 cámaras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here