Científicos de la Escuela de Medicina del Instituto Politécnico Nacional, desarrollan un biomarcador que, junto con análisis clínicos, permitirá configurar un índice de pronóstico y diagnóstico de insuficiencia respiratoria en pacientes con COVID-19, el cual servirá para detectar a tiempo a las personas que presentarán una afección de forma severa y puedan recibir una atención médica más oportuna, para con ello  disminuir las consecuencias a largo plazo y la mortalidad por este virus.

Al detallarse la investigación, en la que colabora un equipo multidisciplinario de doctores en investigación médica y clínica, biomedicina molecular y matemáticos, la especialista del IPN, Guadalupe Cleva Villanueva López expresó que “percibimos que igual que quienes sufren choque séptico o nefropatía, los enfermos de Covid-19 presentan niveles elevados de hemoglobina libre, sustancia que participa en el desarrollo de insuficiencia respiratoria y que se constituiría en el biomarcador requerido”.

Guadalupe Cleva Villanueva López, científica de la ESM y coordinadora del proyecto, apoyado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, informó que en esta investigación participan también especialistas de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología y del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, ambos del IPN; del Hospital Central Militar; del Instituto de Salud del Estado de México, y el Laboratorio Biotest S. C. del Estado de Hidalgo.

“La investigación se basa en hallazgos previos sobre el choque séptico (infección médica considerada como la principal causa de muerte en pacientes en estado crítico) y en estudios de daño renal por diabetes”.

Villanueva López, adscrita al Sistema Nacional de Investigadores Nivel I, precisó que actualmente realizan pruebas en 400 personas (100 sanas, 100 con Covid-19 asintomáticas, 100 con síntomas leves y 100 con síntomas severos).

Comentó que el equipo de matemáticos configura el índice pronóstico de insuficiencia respiratoria severa con las variables: Índices de hemoglobina libre, bioquímica clínica de los participantes y la existencia o no de enfermedades preexistentes (diabetes, hipertensión y obesidad). “Con ello, se confirmará que este índice pronostica la insuficiencia respiratoria severa, lo que permitirá dar una atención oportuna para reducir la mortalidad y efectos colaterales a largo plazo”.

Aclaró que la evolución de la insuficiencia respiratoria es impredecible: “Si pacientes que llegan al hospital con sintomatología leve se envían a su casa, en pocas horas pueden desarrollar condiciones severas y morir. Si comprobamos que la hemoglobina libre puede ser un biomarcador eficaz, podríamos evitar esa situación al dar tratamiento en la primera etapa de la insuficiencia respiratoria e influir en una mejor evolución de la enfermedad”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here