Tatuarse puede traer consecuencias: tome nota

0

Una investigación realizada por el Centro Científico y Práctico de Dermatovenereología y Cosmetología de Moscú asegura que expertos rusos han revelado algunas de las dolencias más peligrosas que pueden ser provocadas por los tatuajes en la piel.

Un tatuaje puede acarrear complicaciones que van desde procesos infecciosos locales hasta enfermedades crónicas en la piel, como psoriasis y dermatitis, entre otras.

Basados en el caso clínico de una paciente con un tatuaje negro y rojo en un pie, los especialistas descubrieron que padecía de liquen plano,  enfermedad inflamatoria poco común y asociada a una reacción alérgica o inmunitaria. La joven se quejaba de ardor, escozor, descamación e inflamación, que provocaron además cambios en la apariencia del diseño en la piel.

Según la investigación, las causas pueden estar asociadas a una alergia a los pigmentos introducidos en la piel, especialmente al color rojo, que “estadísticamente provoca más a menudo complicaciones tardías” y está ligado a la dermatitis, debido a que contiene sulfuro de mercurio.

Fue necesario acudir a procedimientos médicos complejos como fotoquimioterapia, y al uso de antialérgicos y antinflamatorios. Sin embargo, la enfermedad no siempre desaparece por completo..

La dermatóloga Elena Kovtunova alerta sobre sobre otro problema común: el Estafilococo dorado que se desarrolla si un individuo con un tatuaje nuevo no practica los cuidados necesarios, y el proceso de curación se acompaña de una inflamación purulenta.

La especialista subraya que existe una conexión directa entre la cantidad de tatuajes y el riesgo de contraer hepatitis C, sobre todo si el proceso de tatuado no se lleva a cabo con materiales esterilizados. Dice que “las personas con tatuajes, sobre todo si tienen grandes zonas del cuerpo cubiertas, son el grupo de riesgo más alto para contraer hepatitis”.

Un estudio en 2016 hecho por por la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas determinó que algunos de los pigmentos, incluso, podrían ser cancerígenos o capaces de producir mutaciones y efectos tóxicos.

Los colores rojo, azul, verde y púrpura podrían causar granulomas: pequeñas inflamaciones en la piel; y el negro podría contener altos niveles de sustancias tóxicas prohibidas para su uso en la piel humana.

Finalmente, la dermatóloga aconseja evitar hacerse tuajes en zonas de la piel donde existan lunares, porque esto puede aumentar el riesgo de melanomas.

Acerca del autor

Redacción

Somos un grupo de profesionales de la información y comunicación radiofónica y televisiva y ésta es nuestra ventana para expresar con libertad y responsabilidad puntos de vista sobre el acontecer nacional.

Su dirección de correo no será publicada, revise los campos marcados*