El regulador sanitario federal de Estados Unidos, la Administración de Drogas y Alimentos, suspendió las pruebas de la vacuna INO-4800 contra el coronavirus, desarrollada por la empresa Innovio Pharmaceuticals.

La oficina requirió más información, en particular sobre el dispositivo utilizado para administrar el material genético en las células. Las pruebas ya estaban a punto de entrar en su fase final.

La compañía dice que la “suspensión clínica parcial” por las autoridades no se debe a ningún efecto secundario de su producto, y que los ensayos deben continuar, pero el daño ya está hecho,m y el mercado bursátil  respondió con una caída de las acciones de Inovio en un 25 %, que era el segundo valor con mejor desempeño en el índice de biotecnología de Nasdaq hasta la semana pasada.

La farmacéutica tenía programado inyectar la vacuna mediante un dispositivo de electroporación llamado Cellectra, que funciona con pilas. Sus  pulsos eléctricos buscan perforar las membranas celulares de tal manera que permitan un acceso fácil del material genético, que a su vez debe instruir las células del cuerpo humano a producir proteínas con capacidad protectora.

Inovio reportó en junio que un estudio sobre 40 voluntarios había demostrado una eficaz respuesta inmunitaria general en el 94 % de participantes semanas después de las dos dosis inyectadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here