La pista de Daytona no pudo celebrar sus tradicionales 500 Millas, las cuales debieron suspenderse debido a una fuerte lluvia. impidiendo el desenlace del evento por primera en los últimos 7 años al iniciar la temporada de la NASCAR.

La carrera debió posponerse luego de sufrir par de retrasos, siendo programada para este lunes 17 a las 4 de la tarde hora local.

La primera suspensión se produjo después de que la caravana presidencial de Donald Trump completó una vuelta ceremonial en la pista de 4 kilómetros a bordo de su limusina blindada, siendo enviados los pilotos de regreso a los pits.

NASCAR intento reanudar la justa minutos antes de las 7 de la noche y algunos  pilotos ingresaron a la pista, pero luego de unas vueltas, la lluvia arreció y  se decidió suspender el evento

En plena campaña electoral el presidente Donald Trump participó en la ceremonia previa a Daytona 500 en el estado de Florida, y llegó al escenario volando sobre el autódromo en el Air Force One para aterrizar en el Aeropuerto Internacional de Daytona, a unos cientos de metros de la pista.

Trump se convirtió en el cuarto presidente en asistir al evento de la NASCAR, sumando su nombre a los de Ronald Reagan, George H.W. Bush y George W. Bush…puros republicanos

Antes de hacer uso de la palabra como mariscal del evento, Trump dio una vuelta completa por el óvalo en la limusina presidencial, ‘La Bestia’, acompañado por su esposa Melania, provocando un retraso de la arrancada de hasta 13 minutos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here