La Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas dio a conocer hoy jueves que fueron suspendidos temporalmente los policías involucrados en la presunta ejecución extrajudicial de 8 personas en la colonia Valles de Anáhuac, en Nuevo Laredo, el pasado 5 de septiembre.

La dependencia dijo en un comunicado que “la dirección de asuntos internos de esta dependencia precedió a suspender temporalmente a los elementos que reportaron los hechos ocurridos el pasado 5 de septiembre en la colonia Valles de Anáhuac, Nuevo Laredo, para facilitar las investigaciones”.

Agregó que el gobierno de Tamaulipas, a través de la Seguridad Pública reitera su disposición a colaborar de manera transparente en el proceso de las investigaciones y ratifica su compromiso de que, en cumplimiento de su deber, los servidores públicos deben apegarse a la legalidad y al respeto de los derechos humanos.

El gobernador de la entidad, Francisco García Cabeza de Vaca, precisó a través de su cuenta de Twitter, que desde que se dio a conocer la denuncia sobre los hechos, la Fiscalía del Estado de Tamaulipas abrió de oficio una carpeta de investigación, y sugirió al fiscal solicitar asistencia técnica del FBI y otras agencias internacionales, para dar mayor fortaleza y transparencia a las investigaciones.

Más aún, pidió cumplir las medidas cautelares dictadas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos y añadió que “en caso de que las investigaciones concluyan en responsabilidad de funcionarios estatales, se actuará con toda la fuerza de la ley”.

El pasado 5 de septiembre, en Valles de Anáhuac fueron abatidos ocho presuntos integrantes de “La Tropa del Infierno”, perteneciente al Cártel del Noreste por elementos policiacos estatales.

Sin embargo, el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo denunció que de acuerdo con sus investigaciones, lo ocurrido fue una ejecución extrajudicial y un presunto montaje, toda vez que rn la vivienda donde se realizó el supuesto operativo vivía un ex empleado de una refresquera junto con su hija y una menor de 2 años, quienes dijeron que fueron ser amenazados y golpeados por elementos de la Policía Estatal.

Incluso, no hay rastros de un enfrentamiento ni evidencias de impacto de bala, mientras que en las viviendas aledañas no se presentan impactos y tampoco hubo civiles o autoridades heridas, entre otras inconsistencias. (con información de Notimex)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here