La casa Sotheby’s subastó una moneda de oro estadounidense de 1933, y se obtuvo una cifra récord de 18,87 millones de dólares, superando en 4 millones el máximo estimado.

La moneda forma parte de la última serie de piezas de oro conocidas como “Double Eagle”, emitidas por la Casa de la Moneda estadounidense, y es desde ahora la moneda más cara del mundo, por encima del dólar de plata “Flowing Hair” de 1794 vendido en 10 millones en 2013.

La moneda subastada en Sotebhy’s de Nueva York muestra a una mujer que encarna la libertad de un lado, y a un águila volando del otro, imágenes diseñadas por el escultor estadounidense Augustus Saint-Gaudens.

La pieza nunca fue puesta en circulación, debido a que el presidente Franklin D. Roosevelt comenzó el fin de la convertibilidad de la moneda estadounidense en oro, y el país nunca más acuñó monedas con el metal dorado, a excepción de series limitadas de colección.

Algunos ejemplares aparecieron en el mercado de coleccionistas antes de ser incautados por los servicios secretos estadounidenses. A excepción de una “Double Eagle” que paró en la colección numismática del rey Faruk de Egipto.

La moneda fue comprada en 1995 por un coleccionista británico que fue autorizado a revenderla en 2002 a su actual propietario, el diseñador estadounidense Stuart Weitzman, por 7,9 millones de dólares.

El diseñador de zapatos reunió una colección única con la “Double Eagle” y con un sello de 1856 que muchos consideran como el más raro del mundo, el Magenta de un centavo de la Guyana Británica, que también integró la subasta de este martes.

Weitzman compró el sello en 2014 por 9,4 millones de dólares, récord mundial al día de hoy, ya que este martes fue subastado en 8,3 millones de dólares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here