La cifra de muertos durante las protestas sociales en Chile que estallaron la semana pasada es ya de 15. De acuerdo con el subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, 2 de ellos murieron por impacto de bala en las ciudades de La Serena y Coquimbo, otro fue atropellado por un camión de la Armada en Talcahuano y uno más pereció en Curicó por un presunto disparo de un miembro del Ejército.

El resto murió según el funcionario, en el contexto de “quemas y saqueos” en un país con estado de emergencia en 11 de las 16 regiones de la nación andina.

Hay centenares de lesionados y poco menos de 3 mil detenidos en una protesta que comenzó como una movilización por el aumento del precio del metro, el cual fue suspendido por el presidente Sebastián Piñera y congelado por el Senado.

El presidente anunció una serie de medidas para atender los reclamos derivados de las protestas, que incluyen modificaciones a las pensiones y las tarifas eléctricas.

En un mensaje desde el Palacio de Moneda, dijo que “hemos escuchado fuerte y clara la voz de las chilenas y chilenos que han expresado pacíficamente sus problemas, dolores, carencias, sueños y esperanzas de una vida mejor”.

La agenda social del presidente contempla el aumento de 20 % de la pensión básica solidaria, beneficiando a 590 mil personas, aumento inmediato, tras aprobarse la ley en el aporte previsional solidario de 20 %, en favor de 94 mil pensionados, un aumento adicional para 2021 y 2022 en pensiones básicas y aportes previsionales solidarios de pensionados mayores de 75 años, aportes de recursos fiscales para complementar el ahorro previsional de la clase media y mujeres, para que “cuando llegue el momento de la jubilación, puedan tener pensiones mayores y más dignas”, y recursos fiscales para mejorar pensiones de los adultos mayores no valentes.

En salud, Piñera ofrece reformas ante la crisis sanitaria de los hospitales, que enfrenta deficiencias en acceso, calidad de atención, magnitud de cobertura y  calidad de la protección financiera, y pide al Congreso a discutir el proyecto de ley para crear el Seguro Catastrófico de Enfermedades, que establece tope máximo en el gasto de ciertos padecimientos, para que no sea financiado por las familias.

Además, la creación de un seguro que cubra parte del gasto de los medicamentos que destinan las familias chilenas, ampliación a todo el país del convenio del Fondo Nacional de Salud y algunas farmacias para reducir el precio de los medicamentos.

Piñera anunció un ingreso mínimo garantizado de 350 mil pesos mensuales unos 480 dólares, para los trabajadores con jornada completa. También contempla un mecanismo de estabilización del precio de la cuenta de la luz, para anular el aumento impulsado por su Administración del 9,2 %, para regresar a tarifas del primer semestre del año.

Un nuevo toque de queda se decretó para la noche de este martes en diferentes ciudades de Chile y es el cuarto consecutivo en Santiago, Valparaíso y Concepción, informaron autoridades de los diferentes cuerpos de las fuerzas Armadas.

La medida tuvo vigencia en la región Metropolitana a la que pertenece la capital chilena, entre las 20.00 y las 05.00 hora local. En Valparaíso, también se estableció la restricción en toda la región, en este caso entre las 18.00 y las 5.30 hora local.

Este martes, en Santiago, miles de manifestantes llegaron a la Plaza Italia, y al paso de las horas se fueron agolpando en la zona custodiada por militares, que desde el viernes están desplegados en la capital y las localidades de la región Metropolitana.

Además otro grupo de inconformes avanzó por la avenida Bernardo O’Higgins para confluir con los que ya se encontraban allí y Carabineros carros lanza-gua y lanza-gases para dispersar a los manifestante.

Además de Santiago, en Valparaíso las protestas volvieron a producirse al igual que en Concepción, con enfrentamientos entre manifestantes y policías.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here