De acuerdo con reveló Rogelio Jiménez Pons, director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo, cabe la posibilidad de tener un plan B para garantizar fondos para el desarrollo del Tren Maya en caso de que se produzcan recortes presupuestales, sin descartar la opción de tener recursos privados.

El funcionario recordó que el efecto generado por el brote del coronavirus ha impactado la economía mundial, además de que ocasionó menor demanda de petróleo, afectando los ingresos fiscales para México por este concepto.

Jiménez Pons destacó que “estamos muy preocupados como está todo el mundo”, y que “sabemos que hay un gran factor en la captación de recursos fiscales la cuestión petrolera”, por lo que se tiene un plan que someterían a la consideración de la Secretaría de Hacienda, “porque no podemos nosotros un proyecto de tal magnitud comprometerlo si no tenemos alternativas. Vamos a ver qué fórmulas hay. Hay dos, tres, en dado caso que los recursos fiscales sean insuficientes”.

En conferencia de prensa, el titular de Fonatur dijo que no descarta que haya inversión privada, pero será necesario encontrar la forma. Al día de hoy, se prevé que el 100% del recurso necesario para el Tren Maya del orden de más de 139 mil millones de pesos, salgan del presupuesto federal, pero Fonatur quiere anticiparse a un recorte del presupuesto.

Por lo pronto, los recursos de este año ascienden hasta el momento a 32 mil 800 millones de pesos del presupuesto federal, y las propuestas del plan B serán presentadas a Hacienda.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here