Un fuerte terremoto se dejó sentir este viernes en la zona del Mar Egeo y sacudió partes de Grecia y Turquía, provocando el derrumbe de algunos edificios en la ciudad tuerca de Esmirna.

De acuerdo con el Centro Sismológico Euromediterráneo, el epicentro del sismo se localizó a 10 kilómetros de profundidad en el archipiélago Dodecaneso y se sintió en Estambul, Atenas y otras ciudades cercanas.

Desde entonces, se han reportado varias réplicas del sismo, estimado por sismólogos locales en 6,6 grados de magnitud. Por su parte, el Servicio Geológico de Estados Unidos calculó que el sismo alcanzó una magnitud de 7 grados y se ubicó a unos 14 kilómetros de la localidad Néon Karlovásion, en Grecia.

De acuerdo con el ministro turco de salud Fahrettin Koca en su cuenta de Twitter hay víctimas mortales y decenas de heridos, luego del movimiento telúrico que generó la movilización de personal de socorro y Protección Civil a la zona de desastre.

Imágenes compartidas en redes sociales por habitantes de Esmirna registran algunos edificios derrumbados así como las tarea de rescates de personas entre los escombros e inundaciones provocadas por el oleaje.

Protección Civil señaló que se “se enviaron equipos de búsqueda, rescate y primeros auxilios a la región de inmediato”. “Además de Esmirna, también se envió personal y vehículos de las provincias vecinas a la región en busca de apoyo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here