Un año después de que se declaró la pandemia del coronavirus en el mundo, la ciencia mucho sobre sus efectos a largo plazo y los síntomas que pueden persistir tras contraerlo.

Una investigación publicada en la revista JAMA Network Open trata de dilucidar lo que se conoce como covid-19 largo.

La OMS señala que “en algunas personas, algunos síntomas pueden persistir o volver a aparecer por semanas o meses luego de la recuperación inicial. Esto también puede ocurrirle a personas con una enfermedad leve”.

Entre los síntomas o señales que podrían ser indicadores de que ya se ha pasado la enfermedad, la fatiga es uno de los más comunes que revelan la infección por coronavirus, además de ser uno de los que más persisten tras haberla superado.

Más del 30% de las personas que participaron en este estudio, desarrollado por investigadores de la Universidad de Washington, aseguró tener síntomas persistentes nueve meses después de haber tenido la enfermedad. El porcentaje varió muy poco en función de la edad de los grupos analizados, aunque aumenta  43,3% en participantes mayores de 65 años.

A la fatiga pérdida de olfato y gusto, secuelas reportadas por 13,6% de los participantes que presentaron síntomas persistentes.

Asimismo, 13% informó haber tenido otros síntomas como la confusión mental. Sobre este efecto, la doctora Allison Navis, de la Escuela de Medicina Icahn del Hospital Monte Sinai en Nueva York, dice que “es un síntoma, no un diagnóstico. Precisa que este síntoma no está directamente relacionado con haber pasado la covid-19 de manera grave, ser de mayor edad o tener factores de riesgo.

Agrega que los médicos observaron este síntoma en pacientes jóvenes y sanos que pasaron la enfermedad de forma leve.

Otro estudio realizado en Wuhan a más de 1.700 pacientes de covid-19, indicó que 76% de ellos tuvo al menos un síntoma 6 meses después de haber recibido el alta hospitalaria. Los más comunes fueron fatiga (63%) y dificultades para dormir (23%).

El estudio de Wuhan también descubrió que muchos pacientes experimentaron secuelas psicológicas como ansiedad o depresión. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos incluyeron la depresión como uno de los síntomas persistentes que puede dejar la covid-19.

Estos son síntomas a largo plazo que describe la CDC:

Fatiga

Dificultad para respirar

Tos

Dolor en las articulaciones

Dolor de pecho

Asimismo, incluyen otros síntomas notificados por personas que ya pasaron la enfermedad:

Dificultad para pensar y concentrarse

Depresión

Dolor muscular

Dolor de cabeza

Fiebre intermitente

Corazón que late rápido o muy fuerte

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here