Autoridades de Estados Unidos informan hoy que más de 4,4 millones de trabajadores despedidos han pedido en estos días sus prestaciones por desempleo, en momentos en los que van en aumento los recortes de personal y no hay fecha para empezar a reabrir la economía en medio del brote de coronavirus.

Desde que empezó la pandemia en la Unión Americana hace poco más de un mes, son ya cerca de 26 millones de personas las que se han quedado sin trabajo y recurrido a la ayuda por desempleo, estimándose que uno de cada 6 trabajadores ha perdido su empleo en estados Unidos desde mediados de marzo.

Es tal el golpe al empleo que de acuerdo con los expertos, la tasa de desempleo para abril podría llegar hasta el 20%, siendo el actual el peor periodo de pérdida de puestos de trabajo en la historia del país y la peor crisis económica desde la Gran Depresión de la década de 1930.

El número de personas que están recibiendo asistencia pública por desempleo ha llegado a la cifra récord de 16 millones, superando la de 12 millones en 2010 después del desastre financiero de 2009

Expertos calculan que los hoteles y los restaurantes han sido los más golpeados, al perder unos cuatro millones de empleos desde el 15 de febrero. Eso equivale a casi una tercera parte de toda la fuerza laboral en ese sector.

En este escenario, crece la polémica en torno a la necesidad de reabrir la economía aunque sea parcialmente, y el temor al brote de coronavirus, y mientras que algunos gobernadores y el presidente Donald Trump pugnan por relajar las restricciones a pesar de las advertencias de expertos, otros de plano mantienen cerrada la economía.

Por su parte, la mayoría de los norteamericanos prefiere mantenerse en el confinamiento y estima que levantar las medidas de distanciamiento social ahora sería un error. Contraer el covi-19 es algo que puede costar la vida. (con información de AP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here