La ciudad china de Shenzhen adoptó la tecnología de reconocimiento facial desde el viernes pasado en una línea del metro, la cual permitirá un acceso rápido y fácil a las personas de 60 años o más de edad, según la compañía local que opera ese sistema de transporte.

En lugar de usar boletos, los ancianos pueden mirar una pantalla para desbloquear las puertas eléctricas, aunque previamente deben completar un registro de su nombre real en un sistema de servicio inteligente.

El sistema se ha instalado en las 18 estaciones de una de las líneas del metro, en las que se han puesto un total de 28 puertas automáticas y 60 máquinas de autoservicio para el procesamiento de registro.

El servicio de reconocimiento facial se extenderá a otros grupos de usuarios que disfrutan del servicio gratuito del metro, como los discapacitados, según la compañía. (Xinhua)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here