Quienes hagan trampas para recibir la vacuna contra el coronavirus cuando todavía no les toque hacerlo, podrían ir a la cárcel hasta 3 años en Brasil, luego de que el Senado aprobó medidas para evitar los fraudes antes y durante la aplicación de la vacuna.

La iniciativa del senador Styvenson Valentim, señala que los ciudadanos tienen el derecho de grabar o fotografiar su proceso de vacunación y pueden contar con la presencia de un acompañante, luego de denuncias del uso de jeringas vacías, conocidas como “vacunas de aire”, entre los adultos mayores.

Asimismo, quienes intenten impedir la grabación de la inmunización, la presencia de un acompañante o el registro del lote del fármaco en el cartón de vacunación pueden sufrir penas de entre 6 meses y 2 años de detención.

El proyecto de ley debe ir a la Cámara de Diputados, y también contempla penas de entre 1 y 3 años a quienes infrinjan el orden de prioridad de vacunación establecido, y se salten la fila de personas que esperan para ser inmunizadas o quienes beneficien a un tercero que no hizo la cola.

Desde que comenzó la campaña nacional de vacunación, 10 de los 212 millones de brasileños han recibido la primera dosis de la vacuna china Coronavac o de la del laboratorio británico AstraZeneca, únicas que se administran en el país. en medio de una situación de “colapso sanitario y hospitalario” en Brasil donde más de 2 mil personas perecieron en las últimas 24 horas, además de 74 mil 595 contagios. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here