Fanáticos del equipo Manchester United invadieron la cancha del estadio Old Trafford para protestar contra la familia Glazer, propietaria del club, inglés y se suspendió y el partido programado contra Liverpool.

Los aficionados se reunieron a las afueras del estadio antes del partido para protestar contra los dueños del club a raíz del fallido intento del United de participar en la Superliga europea.

Los seguidores del equipo rojiblanco se han movilizado desde el fracasado anuncio de la nueva liga y este domingo algunos rompieron barreras y lograron entrar en el terreno de juego.

Antes de la invasión al campo de Old Trafford, otros aficionados se acercaron al hotel donde se encontraba concentrado el United y la Policía tuvo que desplegarse en el lugar para mantener el orden.

Debido a las acciones de los hinchas, el club se vio obligado a aplazar su partido contra el Liverpool hasta una fecha indeterminada.

“Nuestros fans son apasionados del Manchester United, y reconocemos completamente el derecho a la libertad de expresión y a la protesta pacífica. Sin embargo, lamentamos los trastornos al equipo y las acciones que pusieron en peligro a otros aficionados, al personal y a la Policía. Agradecemos a la Policía su apoyo y les ayudaremos en cualquier investigación posterior”, dijo el club en un comunicado

Pese al fracaso del proyecto deportivo y del anuncio del Manchester de dar marcha atrás, los aficionados exigieron la salida de los propietarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here