A unos cuantos días del secuestro y asesinato del estudiante Norberto Ronquillo Hernández, cuando recién salía de clases en la Universidad del Pedregal, en la zona sur de la Ciudad de México, este jueves trascendió un nuevo caso con similar desenlace

Ahora la víctima fue Hugo Leonardo Avendaño Chávez, un seminarista graduado en la Universidad Intercontinental, quien fue encontrado sin vida el pasado martes, después de que se conociera que había sido plagiado.

Hugo, de 29 años de edad, fue visto por última ocasión poco antes de la medianoche del 11 de junio en la colonia Aculco de la alcaldía de Iztapalapa, por lo que su familia reportó su desaparición a la Fiscalía de Investigación para personas Desaparecidas el miércoles 12.

El cuerpo sin vida del seminarista fue encontrado en la cajuela de una camioneta marca Chevrolet Trax, de su propiedad, placas, encobijado y en un lote baldío ubicado en la colonia Héroes, perímetro de Tlalpan.

En un comunicado, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México reporta que, a través de la Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas, inició el 12 de junio una carpeta de investigación, tras la denuncia por el extravío o ausencia de un hombre de 29 años, visto por última vez un día antes en la calle Trabajadores sociales, colonia Aculco, alcaldía Iztapalapa, cuando salió de su domicilio para dirigirse a una parroquia.

Tras establecer la denuncia se activaron los protocolos correspondientes para su búsqueda y localización, siendo que ayer elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana encontraron el vehículo con la víctima en su interior.

Mientras se llevaban a cabo los trámites en la Fiscalía, el denunciante recibió una llamada telefónica en la que se le informó que el vehículo había sido localizado en la alcaldía Tlalpan.

Como parte de las diligencias, se procedió a llamar a las coordinaciones territoriales de esa demarcación y se pudo conocer que la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio había iniciado una indagatoria, toda vez que en el automotor se encontró al agraviado sin vida.

Al realizar las primeras diligencias periciales, se presume que la víctima tenía un lapso de muerte de 1 a 4 horas antes de su hallazgo y con base en la inspección del lugar, localización de indicios y posición del cadáver, se deduce que corresponde al lugar de los hechos. Los denunciantes señalaron que durante el tiempo de la ausencia del estudiante, no recibieron comunicación solicitando el pago de rescate alguno.

La procuradora Ernestina Godoy aseguró en rueda de prensa que no se trató de un secuestro. Tienen 2 líneas de investigación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here