Corea del Sur registra este viernes el incremento más pronunciado de casos de coronavirus en los últimos meses y las autoridades temen que el brote cuyo epicentro sería Seúl, puede haberse extendido a todo el país.

Las cifras de este día señalan la presencia de 324 nuevos contagios, la cifra más grande desde marzo, además de que el número de casos lleva al menos una semana registrando más de un centenar de infectados.

La mayoría de los que recientemente contagiados viven en la región metropolitana de Seúl, y las autoridades sanitarias buscan rastrear varios focos de contagio, incluyendo iglesias, restaurantes, escuelas y empleados, en una ciudad densamente poblada.

Sin embargo, las autoridades apuntan que los contagios confirmados el viernes se registraron en varias ciudades importantes del país, como son Daegu, Busan, Gwangju, Daejeon y Sejong. El total de casos en el país desde el inicio de la pandemia es de 16 mil 670, con 309 muertes.

El brote había sido controlado en la región de Daegu en abril, foco del primer brote,  ampliando el número de pruebas y utilizando datos de localización de celulares, registros de tarjetas de crédito e imágenes de cámaras de seguridad para seguir y aislar a los contactos, lo que permitió que el país superar la emergencia sin aplicar medidas que afectaran la economía.

El caso de Seúl es más complicado por su densidad de población, y se estima que las iglesias han sido un foco de contagios en la zona metropolitana antes de que las autoridades decidieran cerrarlas esta semana y ampliar las restricciones.

Clubes de ocio nocturno, karaokes, restaurantes con buffet y cibercafés también cerraron y se prohibió la presencia de público en partidos de béisbol y fútbol

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here