El sismo más fuerte que ha sufrido Albania en 40 años deja hasta el momento un saldo fatal de al menos 21 muertos y más de 600 heridos. La mayoría de las víctimas perecieron al derrumbarse varios edificios producto del temblor, especialmente en la ciudad de Durres y la localidad de  Thumana, al norte de Tirana  la capital del país.

Los equipos de rescate han recuperado de entre los escombros a medio centenar de sobrevivientes y las operaciones de salvamento continúan en edificios que todavía están bajo amenaza de derrumbe.

El sismo se produjo al filo de las 4 de la mañana del martes, con epicentro localizado en el mar Adriático, a 10 kilómetros al norte de Durres y a 40 kilómetros al oeste de Tirana. Se estima que van más de 200 réplicas de hasta 5,4 grados, afectando a localidades del norte de la capital.

El primer ministro, Edi Rama, aseguró que llegará a un acuerdo con los municipios de Durres, Vlora y Kavaja para recibir a quienes perdieron sus hogares en hoteles. Tan solo en la capital 500 casas se han visto afectadas, según el alcalde, Erion Veliaj.

Asimismo, el ministerio de Defensa explicó que se están habilitando 300 carpas con capacidad para que mil personas duerman en Durres y Thumana. Este miércoles es día de luto nacional en Albania y en Kosovo, de donde proceden 2 de los fallecidos.

El presidente del país, Ilir Meta, ha cancelado la recepción prevista para el jueves en conmemoración del Día de la Independencia de Albania, y la Federación Albanesa de Fútbol ha cancelado el campeonato de la Superliga y otras actividades futbolísticas previstas para este fin de semana.

Mientras tanto, siguen saliendo a la luz numerosas imágenes de los efectos catastróficos que ha causado el seísmo en el país balcánico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here