El magnate norteamericano Bill Gates invitó a al menos 2 mujeres empleadas de Microsoft y de su fundación filantrópica, a salir con él cuando todavía estaba casado con su ahora exesposa Melinda. De acuerdo con un reporte del diario The New York Times, “mucho después de que se casaran en 1994, el Sr. Gates en ocasiones buscaba mujeres en la oficina”.

Los Gates anunciaron su separación el pasado 3 de mayo luego de 27 años de matrimonio, y Melinda dijo en la solicitud de divorcio que su matrimonio estaba ‘irremediablemente roto’. Bill y Melinda se conocieron en el trabajo. Él era el director de Microsoft y técnicamente, su jefe cuando ella comenzó a trabajar allí en 1987 como gerente de producto luego de graduarse de la universidad.

Según el diario, mientras ocupaba el cargo de presidente de Microsoft, en 2006, Gates invitó a una empleada de la compañía a una cita romántica después de verla hacer una presentación, y precisa basado en 2 personas que conocieron el asunto, que “salió de la reunión e inmediatamente le envió un correo electrónico a la mujer para invitarla a cenar”.

En el mensaje, además de invitar a la mujer a salir, el magnate le dijo que fingiera “que nunca sucedió”, si la situación le hacía “sentir incómoda”. La mujer siguió su consejo y fingió que la situación nunca ocurrió. Años más tarde, Gates invitó a salir a una trabajadora de la Fundación Bill y Melinda Gates, mientras ambos se encontraban en Nueva York para un viaje de trabajo.

Ella prefirió mantener su anonimato aunque compartió con el periódico que el comportamiento de Gates la hizo sentir incómoda.

Esos incidentes y otros más recientes, a veces, creaban un “entorno laboral incómodo”, según 6 empleados de Microsoft, la fundación filantrópica y la empresa que administra la fortuna de Gates

Algunos de los empleados consultados dijeron, sin embargo, que, aunque desaprobaban las acciones de su jefe, no las percibían como un comportamiento depredador. Gates no presionaba a las mujeres para que cedieran a sus deseos por el bien de sus carreras y parecía darles el espacio para rechazar sus avances.

La portavoz de Gates, Bridgitt Arnold, negó las acusaciones, y mencionó que “es extremadamente decepcionante que se hayan publicado tantas falsedades sobre la causa, las circunstancias y la línea del tiempo del divorcio de Bill Gates”.

Arnold calificó de “absurdos” los rumores y las especulaciones que rodean el divorcio de Gates y consideró “lamentable que las personas que tienen poco o ningún conocimiento de la situación sean caracterizadas como ‘fuentes'” de lo ocurrido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here