La carrera política del expresidente peruano Martín Vizcarra, ya estaba en problemas tras verde obligado a dejar el poder por corrupción, pero ahora bien puede darse por terminada.

El exmandatario fue sancionado con 10 años sin poder ejercer cargos públicos, luego de que hizo trampa al vacunarse contra el coronavirus con la inyección china Sinopharm, cuando no le tocaba hacerlo.

El Congreso peruano juzgo que Vizcarra violó 6 artículos de la Constitución.

Según Vizcarra, no le sorprendió la votación de 86 votos a favor y ninguno en contra, y dijo confiar en que “esta medida será revertida en las instancias correspondientes”, y que “tanto las instituciones autónomas nacionales como internacionales revertirán esta situación”.

Este escándalo que implicó a otros exfuncionarios de gobierno y personales influyentes de la vida social peruana, no cayó bien en un país que tiene casi 2.7 millones de contagios de Covid-19, y en momentos en los que el Gobierno ha prorrogado el estado de alarma un mes más en decenas de 41 provincias, entre ellas Lima.

Hace más de un año que rige en el país un toque de queda nocturno de 9 de la noche a 4 de la mañana que no ha impedido que sigan creciendo los contagios con un pico en la última semana, que ha contado una media de 300 fallecidos diarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here