La armadora de autos sueca Volvo Cars retiró más de 500. mil unidades vendidas en todo el mundo, de los cuales 86 mil están en Suecia, debido a un riesgo de ignición del motor, informa la cadena SVT.

Los modelos afectados son los V40, V60, V70, S80, XC60 y XC90 con motor diésel de cuatro cilindros fabricados entre 2014 y 2019.

El vocero de la compañía, Stephan Elfstrom, dijo que un colector de admisión de plástico puede fundirse debido a la alta temperatura del motor. Este problema ya “ha provocado incendios en varios casos”, pero en ninguno ha habido heridos.

Volvo asegura que se pondrá en contacto con los propietarios de los vehículos defectuosos, pero no se sabe cuándo y cómo se solucionará exactamente la falla.

Elfstrom añadió que “continuamos trabajando para encontrar una solución técnica al problema. Antes de eso, les pedimos a nuestros clientes que estén atentos a cualquier mensaje de error relacionado con el motor”.

“Si no hay mensajes de errores, el vehículo es seguro para la conducción”, añadió.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here