El Consejo Nacional Empresarial Turístico, que agrupa sector privado dedicado a la actividad turística en México, fijó su postura en torno a la crisis de la industria restaurantera, y señaló que las pérdidas en el ramo son cuantiosas.

Menciona en un comunicado que el turismo y, en particular el sector restaurantero, atraviesa una situación crítica como resultado de la epidemia de coronavirus y las medidas de contención, que han obligado por meses a operar con porcentajes de ocupación reducidos, o al cierre de miles de restaurantes.

Puntializa que las fuertes pérdidas han sido cuantiosas y afectado la situación financiera y liquidez necesaria para operar un gran número de restaurantes.

Asimismo, dice que además, debe hacer frente a la disminución de ingresos, baja demanda, falta de liquidez, pago de nómina y arrendamiento, intereses bancarios, impuestos y contribuciones federales y locales; pago de servicios, entre otras obligaciones.

Precisa el Consejo que a pesar de la difícil situación, la industria restaurantera ha hecho y continúa llevando a cabo, grandes esfuerzos para proteger y conservar, en lo posible, la plantilla de personal y mantener la calidad del servicio y de las instalaciones.

La situación sin precedentes ha llevado a tener que realizar erogaciones adicionales en adecuación de instalaciones, compra de equipos y materiales para garantizar la salud
del personal y comensales, además de la capacitación del personal, a fin de cumplir los protocolos de salud y seguridad.

Recuerda que los Gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México, han decidido establecer el semáforo rojo, y al no considerar a la industria restaurantera como
esencial, ha obligado a los restaurantes a tener que permanecer cerrados, y sólo prestando el servicio para llevar.

Tan sólo en la Zona Metropolitana del Valle de México, han cerrado 13 mil 500 restaurantes, con la pérdida de miles de empleos y del impacto en la cadena productiva

Frente a esta realidad, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, los Directores de Cadenas de Restaurantes y la Asociación de Restaurantes, han
manifestado la urgente necesidad de que las autoridades de ambas entidades federativas, se sensibilicen de esta situación y se autoricen medidas inmediatas, para al menos permitir que los eestaurantes del Valle de México puedan operar en condiciones similares a las de prácticamente el resto de la República.

El Consejo manifiesta su apoyo incondicional a sus agremiados y respalda las medidas planteadas a las
autoridades de la Ciudad de México y del Estado de México, por las Cámaras y Asociaciones del sector:
• Reapertura inmediata de restaurantes, limitando el aforo al 25% en interiores
y 35% en terrazas, en mesas con 6 comensales máximo.
• Horario de cierre diario a las 22:00 horas y cierre total los días lunes.
• Uso de QR para rastreo y aplicación del protocolo Mesa Segura.
• Muestreo del 5% por ciento de empleados a la semana, en establecimientos de más de 50
trabajadores.
• Acompañar a las autoridades en operativos de supervisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here