El uso de los cubrebocas para protegerse de un contagio por coronavirus ha servido para prevenir otras enfermedades, y un estudio realizado por el Centro Médico Sheba en Israel, reveló que se registró una caída del 65% durante 2020 en los casos de asma grave que requirieren hospitalización.

El uso generalizado de mascarillas en la crisis sanitaria del coronavirus, también ayudó a disminuir la propagación de virus como la gripe en el último año. El informe se difunde luego que de Israel decidiera eliminar la obligación de usar cubrebocas.

Al usar cubrebocas, hay menos probabilidades de sufrir alergias estacionales, ya que las cubiertas faciales evitan que el polen de las flores, los árboles y la hierba entre en contacto con la nariz y la boca.

Sin embargo, aún deben usarse en espacios públicos en interiores, y el Ministerio de Sanidad recomendó que se sigan usando al aire libre en grandes reuniones.

Más de la mitad de la población en Israel está completamente vacunada contra el Covid-19, y los resultados muestran que, gracias a la vacunación, los nuevos casos diarios y los casos graves, están en niveles no vistos en meses.

Israel ha revertido las restricciones del coronavirus al abrir negocios, lugares para eventos y otras actividades a medida que el número de casos disminuye de manera paulatina y de acuerdo con el coordinador nacional del coronavirus, Nachman Asch, la economía podrá reabrirse completamente en mayo si no hay un nuevo aumento en los contagios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here