Durante la manifestación realizada este 8 de marzo se registró una participación cercana a 80 mil personas, la mayoría de ellas mujeres, que partieron desde el Monumento de la Revolución con dirección a la explanada del Zócalo, informa la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México.

La mayor parte de la marcha se desarrolló en paz, pero algunos grupos de personas con la cara cubierta utilizaron pistolas de agua con gasolina y artefactos explosivos caseros para prender fuego en diferentes partes del recorrido, incluida la puerta Mariana de Palacio Nacional, lo que generó 52 atenciones médicas por lesiones menores y 13 traslados a hospitales por parte del ERUM: 3 civiles y 4 policías (3 lesionadas con quemaduras y una con posible fractura). Todos se encuentran fuera de peligro.

Feministas realizaron pintas en algunos monumentos de esta zona y varias encapuchadas destruyeron a mazazos los vidrios de diversos edificios en el centro histórico. otro grupo quitó las vallas metálicas del Banco de México, y prendieron fuego a la entrada del inmueble, ante la mirada de las policías que no intervinieron para impedirlo.

Se desplegaron las 2 mil 760 mujeres policías del grupo Atenea de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, quienes solo llevaban equipo de protección y en algunos momentos utilizaron extintores para sofocar incendios.

El Gobierno capitalino estuvo en contacto permanente con la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México y con diversas organizaciones civiles a quienes agradeció la coordinación, y por la noche, policías detuvieron a 6 personas que agredieron a un grupo de manifestantes a las afueras de la Catedral Metropolitana, quienes fueron trasladados al Ministerio Público, donde se determinará su situación jurídica.

La dependencia capitalina destaca que grupos que buscaban la violencia no encontraron eco entre las participantes, que se pronunciaron en su mayoría por una protesta pacífica, en tanto que el grupo Atenea de la policía participó conteniendo la violencia y protegiendo a las manifestantes y a la ciudadanía.

Personal de la Dirección General de Servicios Urbanos, de la Secretaría de Obras y Servicios, inició trabajos de limpieza, que incluye el retiro de pintas realizadas al mobiliario urbano, calles y banquetas.

Decenas de miles de mujeres se movilizaron en diversas ciudades del país para manifestar su hartazgo por el aumento de feminicidios, el hostigamiento sexual, el acoso hacia ellas  tanto en casa como en la vía pública, el transporte y el trabajo y la pobreza.

La movilización reivindicatoria de los de las mujeres fue aprovechado de nueva cuenta por embozadas que provocaron daños materiales al mobiliario de la ciudad, que como viene sucediendo en la actual administración local, serán cubiertos con los impuestos de los capitalinos.

Hoy, las mujeres llevan a cabo un paro nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here