La Secretaría de Educación Pública reitera que el regreso a clases presenciales en entidades con semáforo epidemiológico en verde, será gradual y voluntario, por lo que madres y padres de familia están en libertad de decidir si llevan o no a sus hijas e hijos a planteles escolares.

En este sentido, respalda en un comunicado la postura de la Asociación Nacional de Padres de Familia, de que, con la apertura de los planteles escolares, quienes decidan no llevar a los estudiantes a clases presenciales, apoyen a sus hijas e hijos, así como la labor de los maestros, desde casa.

Asimismo, la Secretaría de Educación Pública mantiene su compromiso de entablar un diálogo abierto con las organizaciones de madres y padres de familia de todo el país, así como con el magisterio, para acordar las medidas pertinentes para el mejoramiento y desarrollo de las comunidades de aprendizaje, e invita a la  Asociación Nacional de Padres de Familia  a un diálogo directo y franco en próximas fechas.

La SEP  coincide en que los padres de familia que lleven a hijas e hijos a las aulas, se deben responsabilizar de aplicar y respetar las medidas de higiene y prevención, establecidas por las autoridades educativas y de salud.

Por lo anterior, Educación y Salud han establecido mecanismos de coordinación con las entidades federativas para que, como lo han planteado las organizaciones de padres de familia, las autoridades estatales contribuyan con insumos para sanitizar los planteles, además de que se debe tener la infraestructura adecuada en las escuelas para un regreso seguro a clases presenciales.

Añade el texto que para la SEP todos: gobierno federal, autoridades estatales, magisterio, madres y padres de familia, deben asumir su responsabilidad y establecer el diálogo necesario en beneficio del sector educativo nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here