Una manera revolucionaria del mapeo de células que ofrece una alternativa a la microscopía habitual, ha sido desarrollada por científicos de 2 institutos de investigación de Massachusetts e, Estados Unidos.

El primer autor del invento, Joshua Weinstein, del Instituto Broad, explicó que se trata de “una forma completamente nueva de visualizar células que captura simultáneamente la información tanto genética como espacial de un solo espécimen”.

El método muestra en 3D cómo biomoléculas como el ADN y el ARN se organizan en células y tejidos, algo que no resulta tan fácil con los microscopios electrónicos u ópticos, de ahí que los autores hayan denominado su método como la ‘microscopía del ADN’.

Los científicos reclaman haber “reinventado” la microscopía como tal, según el comunicado del Instituto Médico Howard Hughes y aseguran que este nuevo método no requiere mucho equipo especializado, algo que permite procesar grandes cantidades de muestras a la vez.

En el procedimiento, los científicos toman células cultivadas en laboratorio y las colocan en una cámara de reacción. Agregan una variedad de códigos de barras de ADN que se adhieren a las moléculas de ARN, dando a cada una su etiqueta única. Seguidamente, el equipo usa una reacción química para multiplicar copias de cada molécula marcada, las cuales se apilan más allá de la ubicación original, un proceso que Weinstein comparó con “una torre de radio que emite su propia señal hacia el exterior”.

Finalmente, las moléculas marcadas chocan con otras moléculas marcadas, lo que las obliga a unirse en pares. Las moléculas que estén más cerca mutuamente serán más propensas a colisionar, generando más pares de ADN. Las moléculas más espaciadas generarán menos pares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here