La Serie A de fútbol en Italia reabrió este fin de semana las tribunas de sus estadios para recibir a unos pocos espectadores, luego de que el Gobierno dió luz verde para dicha medida en la que hasta mil aficionados podrán estar en las gradas de los estadios.

Esto se produce gracias a un acuerdo entre el Gobierno central y las regiones del país transalpinoe.

Las regiones de Emilia-Romaña, Lombardía y Véneto en el norte, ya habían anunciado que permitirían que un número reducido de personas asistieran a los partidos respetando las normas de seguridad contra el coronavirus.

El ministro de Deportes, Vincenzo Spadafora, extendió el permiso al resto del país, y señaló que “es una experimentación para evitar disparidades entre los equipos”.

Añadió que el objetivo sigue siendo“conseguir que el público participe en todos los deportes y en todas las categorías, definiendo un protocolo único”.

La decisión de Lombardía, Véneto y Emilia-Romaña de abrir los estadios se produjo después de que el propio ministro del Deportes informara que se iba a permitir el acceso de un máximo de mil personas a las semifinales y a la final del torneo de tenis de Roma.

Las autoridades trabajarán en elaborar un plan compartido entre el Gobierno central y regiones para este propósito y que tenga en cuenta la evolución de la epidemia en el país, que vive hoy día un aumento en los contagios, durante la última semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here