La pandemia de coronavirus que azota al mundo desde 2020 ocasionó a grandes fabricantes de automóviles japoneses como Nissan y Mitsubishi enormes pérdidas anuales, debido a la caída en las ventas.

En el caso de Nissan, se hizo público un déficit neto de alrededor de 4 mil 100 millones de dólares en el año fiscal que finalizó en marzo. Sus ventas se desplomaron en todo el mundo al sumarse el impacto de la pandemia a los magros resultados que la empresa ya estaba sufriendo.

Nissan prevé permanecer en terreno negativo por tercer año consecutivo. Pronostica pérdidas netas de unos 550 millones de dólares en los 12 meses hasta marzo de 2022, inclusive.

El director general de la compañía, Uchida Makoto, declaró: “Enfrentamos riesgos empresariales como la escasez en el suministro de semiconductores y el aumento de los costos de materia prima”

A su vez, la firma Mitsubishi, socia de Nissan, registró un déficit grupal neto de unos 2 mil 900 millones de dólares a causa de las escasas ventas en su principal mercado, el Sudeste Asiático. (NHK)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here