La Organización Mundial de la Salud registró el domingo 183 mil 020 nuevos casos de coronavirus alrededor del mundo, el número más alto de contagios desde que se inició la pandemia.

Esta cifra supera el récord anterior de 181 mil 232 infecciones contabilizadas el 18 de junio, de acuerdo al reporte diario sobre la situación del covid-19 emitido por la institución.

Los países más afectados durante la última jornada, según la OMS, son Brasil con 54 mil 771 nuevos contagios, seguido por Estados Unidos que registro 36 mil 617.

En total la OMS ha contabilizado 8 millones 708 mil 008 infecciones por SARS-CoV-2 a nivel mundial y 461 mil 715 decesos a causa del virus, y para los expertos señalan que el aumento en los casos puede ser un reflejo de varios factores, entre ellos mayor cantidad de pruebas y una propagación más extensa.

Este lunes,el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó que la pandemia de coronavirus sigue acelerándose.

Al hablar en un foro virtual de salud en Dubái, expresó que el mundo está ahora pagando su falta de preparación para combatir el virus, y subrayó que las naciones deben trabajar juntas por la “seguridad mutua”.

El jefe de la organización indicó además, que se necesitaron 3 meses para registrar el primer millón de casos de covid-19 en el mundo, en comparación con solo 8 días para el último millón de contagios. En este sentido, afirmó que la pandemia “todavía se está acelerando” y que sus efectos “se sentirán en las próximas décadas”.

Para Tedros, “ninguno de nosotros está a salvo hasta que todos estemos a salvo. Esta es una lección que debemos aprender de nuevo”, añadiendo que “ningún país puede combatir esta pandemia solo” y que la mayor amenaza “no es el virus, sino la falta de solidaridad y de liderazgo mundial”.

Recordó que se dijo en 2018 que una pandemia podía comenzar “en cualquier país en cualquier momento y matar a millones de personas”.

Más aún, mencionó que “dije que no sabíamos cuándo sería la próxima, pero sabíamos que el costo sería enorme para la vida humana y causaría inestabilidad social, política y económica. Ninguno de nosotros sabía lo que ahora sabemos. El mundo no estaba preparado”. Según Tedros, la pandemia actual es “un recordatorio brutal para los responsables políticos y los líderes de que el momento de prepararse para las emergencias es antes de que llegue la crisis”. “El impacto en vidas y en la economía global es una clara ilustración de que la preparación no es un costo, sino una inversión. Lo más costoso de todo es no hacer nada”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here