Barcelona y Real Madrid protagonizaban un clásico español de mediana calidad con algunos pasajes de buen fútbol, hasta que llegó el VAR con el partido igualado a uno, y como viene siendo costumbre, operó en favor del equipo capitalino con un penal terminó con los catalanes, quienes todavía recibieron un gol más y cayeron en casa 1-3

La falta la habría cometido Lenglet al polémico central merengue Sergio Ramos, y el árbitro recurrió al vídeo arbitraje para encontrar lo que no había, marcando el penal que cobró el propio Ramos para darle a los blancos una ventaja que ya no perderían.

Sin embargo, aparte de lo dudoso de la infracción, había una falta previa del capitán madrilista que no fue señalada. El Madrid nunca pierde una decisión del VAR cuando se trata del torneo local pese a las quejas de varios equipos.

Antes de que el colegiado obsequiara el penal, el marcador de encontraba igualado, con un Madrid tratando de controlar el balón e imponiendo su ritmo, ante un Barsa intentando un fútbol más rápido.

El equipo catalán se repuso luego de que el Madrid se fuera al frente con un tanto de Valverde, e igualó el marcador por conducto Ansu Fati , el jugador más joven en mar sr en un clásico español.

Son embargo llegó la polemica decisión arbitral, y el penal de Ramos, y la anotación de Modric, que dieron el triunfo a los actuales campeones.

Barcelona sufre así su segundo descalabro seguido en la Liga y lleva a 3 partidos sin ganar, en tanto que los blancos retoman la punta con un partido más .

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here