La pandemia del coronavirus ha cobrado otra víctima económica, y se trata de la empresa latinoamericana Avianca Holdings que posee la aerolínea colombiana Avianca junto con la salvadoreña TACA Airlines. Su situación financiera la obligará a iniciar una reorganización para sostener operaciones producto de la pandemia de coronavirus.

El consorcio presentó ante el Tribunal de Bancarrota del Distrito Sur de Nueva York una solicitud para acogerse voluntariamente al Capítulo 11 del Código de Bancarrota de Estados Unidos.

Directivos de la aerolínea, la mayor de Colombia y El Salvador, y la segunda más grande de América Latina, afirman que a lo largo del proceso de quiebra, Avianca continuará operando.

En un comunicado, la empresa indica que “acogerse a este proceso fue necesario debido al impacto imprevisible de la pandemia covid-19, que ha provocado una disminución del 90% del tráfico mundial de pasajeros y se espera que reduzca los ingresos de la industria en todo el mundo en 314 mil millones de dólares, según la Asociación de Transporte Aéreo Internacional”.

“Avianca continúa participando en conversaciones con el Gobierno de Colombia, así como con los de sus otros mercados clave, respecto a las estructuras de financiamiento que proporcionarían liquidez adicional a través del proceso del Capítulo 11 y que desempeñarían un papel vital para garantizar que la compañía salga de su reorganización como una aerolínea altamente competitiva y exitosa en las Américas”, añade el consorcio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here