La farmacéutica Pfizer y su socio BioNTech empezaron un estudio que se efectuará en 9 países sobre los efectos de su vacuna contra el coronavirus en embarazadas.

Las compañías estadounidense y alemana dijeron que ya se administraron las primeras dosis del estudio, en el que participarán 4 mil embarazadas de 18 años o más con entre 24 y 34 semanas de gestación.

Algunas recibirán las 2 dosis de la vacuna, a otras se les administrarán placebos, con 3 semanas de diferencia, y se realizará un seguimiento de las voluntarias por entre 7 y 10 meses, dependiendo de si recibieron la vacuna o el placebo.

Así, evaluarán qué tan efectiva y segura es la vacuna en embarazadas. Entre las participantes habrá mujeres de Estados Unidos, Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Mozambique, Sudáfrica, España y Gran Bretaña.

En un comunicado, el doctor William Gruber, director de investigación y desarrollo clínico de vacunas de Pfizer, explicó que “es fundamental que desarrollemos una vacuna que sea segura y efectiva” para ellas. Las embarazadas tienen un mayor riesgo de padecer complicaciones y de tener síntomas graves por el COVID-19”.

En cuanto nazcan los bebés, las mujeres a las que se les administró el placebo recibirán la vacuna real, y el estudio evaluará los efectos en los infantes durante unos 6 meses, para revisar la inocuidad de la vacuna y si recibieron posibles anticuerpos que los protejan del virus por parte de sus madres.

Las compañías tienen planeado este año empezar a probar la vacuna en niños, de entre 5 y 11 años y en menores de 5 años, y revisar los efectos de su vacuna en personas con sistemas inmunes debilitados .

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here