Los propietarios del banco español Bilbao Vizcaya Argentaria, conocido mundialmente con las siglas BBVA, negocia con sus trabajadores la desaparición de 3 mil 800 puestos en el marco del Expediente de Regulación de Empleo para reestructurar su plantilla, luego de la crisis del coronavirus.

En un comunicado, el sindicato español Comisiones Obreras dijo que “este excedente, que representa el 16% de la plantilla del banco, afectaría a 3.000 personas de la red de oficinas y 800 restantes de servicios centrales”.

El sindicato puso en tela de juicio el planteamiento de BBVA porque, a su modo de ver, se trata de unas cifras “escandalosas” que “se alejan de todo aquello que el banco ha querido hacer creer a su plantilla”.

Las Comisiones Obreras señalan que “detrás de estos números hay personas y familias, que se van a quedar sin fuente de ingresos mientras la alta dirección mantiene e incrementa unos sueldos millonarios”.

En 2020 el BBVA obtuvo un beneficio neto de 1.305 millones de euros, y la propuesta de la empresa incluye el cierre de 530 oficinas, lo que supondría que dejarían de operar casi una de cada 4 de sus sucursales en España.

El banco argumenta la necesidad de estos despidos masivos en el contexto de “profunda transformación” del sector, y el uso cada vez más extendido de los canales digitales entre los clientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here