La Policía de la India arrestó a unos 1.400 manifestantes derivado de las protestas violentas en el estado de Kerala en donde 2 mujeres entraron al templo hindú de Sabarimala la madrugada del miércoles.

Las protestas se desarrollan en varios puntos del país y las fuerzas de seguridad han realizado 745 arrestos y 628 detenciones “preventivas”, además de presentar 559 denuncias por protestas que han dejado heridos y vehículos destruidos, dijo a la agencia Efe una portavoz del Centro de Información de la Policía de Kerala.

Medios locales y la propia policía reportan además que otra mujer desafió las tradiciones ancestrales al ingresar al antiguo templo hindú, donde las protestas han dejado un muerto y más de 100 heridos. La mujer ingresó al templo de Sabarimala en la cima de la colina en el estado de Kerala el jueves por la noche.

El pasado miércoles 2 mujeres de unos 40 años de edad entraron en el templo de Sabarimala escoltadas por agentes del orden, las primeras en hacerlo desde que en septiembre pasado el Tribunal Supremo levantó la prohibición de entrada que pesaba sobre las mujeres de entre 10 y 50 años, “impuras” por estar en edad de menstruar.

La sentencia del máximo órgano judicial llegó el pasado septiembre, tras una petición promovida en 2006 por la Asociación de Jóvenes Abogados india para desafiar la tradición centenaria en contra de las mujeres en edad de menstruar.

Decenas de mujeres habían intentado sin éxito realizar la peregrinación de 5 kilómetros a Sabarimala, frustradas por centenares de devotos y manifestantes de grupos de extrema derecha hindú.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here