El presidente Emmanuel Macron dio a conocer una ampliación de las medidas de confinamiento del país por el aumento de contagios de coronavirus, y se extenderá a todo el país por espacio de 4 semanas a partir del sábado 3 de abril.

Esto implicará el cierre de comercios no esenciales, y la prohibición de desplazamientos entre regiones, además de que el toque de queda permanecerá en las 7 de la noche, luego de que el país superó el umbral simbólico de los 5 mil pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos, superior a la segunda ola a mediados de noviembre.

Varios expertos han advertido de que en unas semanas se podría llegar a los 7 mil que se produjeron en la primera ola.

En un mensaje al país, Macron pidió un “esfuerzo suplementario” a los franceses en un mes de abril que será “difícil” para evitar la saturación de las unidades de intensivos de los hospitales de todo el país, que ya se ha producido en algunas regiones.

Dijo que “la situación es más peligrosa que en otoño, porque el virus es más contagioso y más mortífero” debido a la variante británica. En el nuevo confinamiento, comercios no esenciales cerrarán sus puertas, aunque la lista de sectores abiertos es más amplia e incluye librerías o floristerías.

No se puede salir de las regiones, salvo causa justificada, y los ciudadanos tampoco podrán desplazarse a más de 10 kilómetros de su domicilio, excepto para trabajar o un motivo perentorio. El toque de queda se mantiene de 19.00 a 06.00, período que se fijó hace dos semanas.

El cierre de guarderías y escuelas primarias será de 3 semanas y el de secundarias e institutos durante 4 semanas. El cierre comenzará la próxima semana, cuando la enseñanza se hará a distancia en todos los centros. Luego vendrán 2 semanas de vacaciones de Pascua, ya previstas, entre el 12 y el 25 de abril.

El 26 reabrirán guarderías y centros de primaria, pero los de secundaria e institutos tendrán otra semana de enseñanza a distancia y no regresarán al aula hasta el 5 de mayo, cuando lo harán con aforos adaptados en función de la situación de la pandemia.

Macron insistió en el éxito que ha supuesto mantener el máximo posible las escuelas abiertas, frente a otros países que las han cerrado hace meses, y agregó que aquellos padres que no puedan teletrabajar tendrán la posibilidad de acogerse al desempleo temporal para atender a sus hijos durante ese periodo, al tiempo que anunció ayudas a comerciantes y otros sectores para el cuidado de sus menores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here