El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, abrió un frente de conflicto más, luego de que llamó “idiotas útiles” a miles de personas que protestaron el miércoles en decenas de ciudades por los recortes de los gastos públicos en la educación.

Se trata de la mayor protesta contra el mandatario ultraderechista desde que inició su gestión, y al hablar del asunto con periodistas brasileños en Dallas, donde se encuentra de visita, Bolsonaro aseguró que los estudiantes que tomaron las calles en Brasil son “idiotas útiles” e “imbéciles” al servicio de “una minoría de aprovechados que componen el núcleo de las universidades públicas”.

Asegura que quienes participaron en las protestas, fueron usados como “masa de maniobra” por funcionarios de las universidades cuyos intereses fueron contrariados.

Para el presidente, es natural que protesten, “pero la mayoría es militante que no tiene nada en la cabeza, que no sabe responder cuánto es ‘7×8’ ni sabe la fórmula del agua. No saben sobre nada. Son unos idiotas útiles, unos imbéciles, que son usados como masa de maniobra por una minoría aprovechada que compone el núcleo de muchas universidades federales de Brasil”.

Las protestas reunieron a un cuarto de millón de y fueron convocadas por las redes sociales en protesta contra el anuncio del Gobierno que recortará el 24,8 % de los recursos públicos destinados a financiar gastos no obligatorios de los presupuestos de las universidades públicas.

Las declaraciones del presidente de Brasil tendrán consecuencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here