A casi medio año de la muerte del idolo argentino Diego Armando Maradona, una junta médica encargada de investigar el deceso del Pelusa concluyó que Diego agonizó por más de 12 horas antes de su fallecimiento.

El reporte final de esta junta precisa que Maradona no recibió tratamiento adecuado para un paciente de su condición y que si hubiera estado hospitalizado, seguiría con vida

El informe entregado este lunes a los fiscales del caso por un grupo de peritos, complica la situación judicial de los imputados, incluidos el neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov, parte del equipo médico que atendía al excampeón mundial .

Además de Luque y Cosachov, están imputados el psicólogo Carlos Díaz; los enfermeros Dahiana Madrid y Ricardo Almirón; la médica Nancy Forlini y el coordinador de enfermeros Mariano Perroni.

Julio Rivas, el abogado de Luque, dijo que la defensa impugnará la pericia médica.

Maradona falleció el pasado 25 de Noviembre a los 60 años de edad víctima de un paro cardiorespiratorio el 25 de noviembre pasado, cuando se encontraba recluido en una casa alas afueras de Buenos Aires, semanas después de ser sometido a una cirugía para tratarlo de un edema craneal.

Los expertos convocados por la justicia argentina analizaron durante 2 meses las conclusiones de la autopsia, estudios complementarios, historial clínico de Diego, y declaraciones de los testigos ante la justicia.

Para los peritos, “fueron ignorados los signos de riesgo de vida que presentaba el paciente” y que Maradona “comenzó a morir, al menos, 12 horas antes de las 12.30 del día 25/11/2020, es decir, presentaba signos inequívocos de periodo agónico prolongado, por lo que concluimos que el paciente no fue debidamente controlado desde las 00.30 horas”.

Más aún, apuntan que haber llevado a Maradona a convalecer a una casa de las afueras de Buenos Aires, “no cumplía con los lineamientos mínimos de tal en un paciente de la pluripatología compleja que presentaba” el crack pampero.

De igual manera, el reporte de los peritos dice que Maradona “no hubiese fallecido de haber contado con una internación adecuada, teniendo en cuenta el cuadro documentado en los días previos a su muerte, en un centro asistencial polivalente recibiendo una atención acorde a las buenas prácticas médicas”.

Mario Baudry, quien representa al hijo menor del exfutbolista, Diego Fernando, adelantó que “vamos a pedir cambio de caratula” en la causa judicial de homicidio culposo a “homicidio con dolo eventual o abandono de persona”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here