El secretario de Obras y Servicios, Jesús Antonio Esteva, informó que los trabajos están coordinados por 23 personas, entre ellas 6especialistas del Colegio de Ingenieros Civiles de México A.C., que trabajan en conjunto con 8 expertos en túneles del Instituto Mexicano del Transporte, 6 especialistas del Metro, así como 6 especialistas adscritos a la Dirección General de Obras para el Transporte perteneciente a Secretaría de Obras.

Precisó que “el día de ayer, se avanzó en la inspección física de Culhuacán hacia Atlalilco y, diariamente, estaremos informando los tramos que se van inspeccionando. Se hace una inspección física y un levantamiento con equipos”..

El tramo subterráneo de L-12 consta de 11.8 kilómetros y, para efectos de llevar a cabo las revisiones, fue dividido en 9 intertramos que va desde el portal de acceso al túnel de la estación Culhuacán a Atlalilco, y hasta la zona de maniobras de la estación terminal Mixcoac.

A la fecha, se ha concluido con la inspección física del tramo de Culhuacán a Atlalilco lo que equivale a un avance del 5.5% de la revisión total del túnel.

Esteva Medina precisó que se llevan a cabo 2 inspecciones: la física y la que se realiza con equipos especializados.

El director de Ingeniería y Desarrollo Tecnológico del STC, Joel Carmona, informó que en seguimiento a los lineamientos de la Fiscalía capitalina, el Metro dio inicio a un plan de acciones divididas en 5 etapas, en las que se trabajará 24 horas continuas, para el establecimiento de un servicio provisional de Atlalilco a Mixcoac y viceversa.

La etapa 1 inició a las 8 de la mañana, con el aseguramiento del cableado de alta y baja tensión. En las siguientes etapas se realizarán pruebas de energización, verificación desde el Puesto Central de Control de Línea, revisión de sistemas de seguridad y comunicación y pruebas remotas, energización de las subestaciones de rectificación y la validación de protocolos de operación.

La secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, Myriam Úrzua Venegas, mencionó que iniciaron las labores de remoción de elementos que representan posibles riesgos para el personal que lleva a cabo las labores de investigación como el de la empresa DNV-GL, en presencia de los peritos de la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México.

Entre los elementos levantados, se encuentra el balastro, tanto de la parte inferior como de la superior, la catenaria y un tramo de 21 metros de longitud de la vía que quedó suspendida, así como algunas placas propensas a caídas, soportes de aluminio del cableado y la remoción de grava de vía, para lo cual, la Fiscalía implementó una cadena de custodia de los elementos retirados.

En materia de atención a víctimas, el Comisionado Ejecutivo de Atención a Víctimas de la Ciudad de México, Armando Ocampo Zambrano, informó que hasta el momento se han otorgado 99 apoyos de 10 mil pesos a familias de las víctimas del desplome y 40 mil pesos a 24 familias por parte del apoyo emergente; queda pendiente el recurso correspondiente al seguro de usuarios del Metro.

Asimismo, anunció la instalación de la Mesa Centralizada de Trámites, en las oficinas del STC ubicadas en Luis Moya 102, colonia Centro, Alcaldía Cuauhtémoc, con la finalidad de conjuntar a las autoridades competentes y agilizar los procesos para los apoyos a las personas lesionadas y familiares de víctimas.

El secretario de Movilidad, Andrés Lajous, informó que, en comparación con los primeros días de operación, se consiguió disminuir la ocupación promedio de unidades y el tiempo de espera para abordar las mismas.

En la primera semana de servicio emergente, el tiempo de espera que se registró fue de 7 minutos, mientras que, ayer martes, fue de 4, una disminución de casi el 50% en tiempos de traslado.

En tanto, la ocupación por las mañanas pasó de 63 a 51%. Respecto de la hora pico de la noche, Lajous Loaeza señaló que la reducción de tiempos de espera fue de 32% y la ocupación de unidades pasó de 57 a 54%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here